El Cultivo del Arroz

El arroz, uno de los productos agrícolas más importantes

El arroz (Oryza sativa) es normalmente una planta anual, monocotiledónea, que pertenece a la familia Poaceae (Gramineae). Los agricultores cultivamos la especie de hierba Oryza para recolectar las semillas (arroz) para uso comestible. En la mayoría de los casos, el arroz es una planta anual, sin embargo, en casos muy raros la planta de arroz crece como una planta perenne y puede sobrevivir 10 años o más. El ciclo biológico del arroz anual (días desde la siembra hasta la cosecha) varía desde 95 días (variedades muy tempranas) hasta casi 250 días (variedades muy tardías). Las variedades de maduración media pueden cosecharse 120-150 días después de la siembra.

 

La planta de arroz consiste en las raíces, tallo, hojas y panícula. El sistema de raíces de la planta puede tener una longitud que va de 25 a más 100 cm. La semilla de arroz se suele llamar grano. Cuando las panículas se maduran, normalmente contienen de 50 a 60 a más de 120 granos por cada planta de arroz. La estructura del grano tiene tres capas:

  • Cáscara
  • Capa de salvado
  • Endospermo, que contiene el embrión.

 

El arroz es el segundo cereal de mayor consumo en el mundo, la producción está geográficamente concentrada y más del 85% proviene de Asia. Tan solo siete países asiáticos (China, India, Indonesia, Bangladesh, Vietnam, Myanmar y Tailandia) producen y consumen el 80% del arroz del mundo. Se cultiva comercialmente en más de 110 países. Los 5 principales países productores son China, India, Indonesia, Bangladesh y Vietnam. Sin embargo, los 5 principales países exportadores de arroz son India, Tailandia, Estados Unidos, Pakistán y Vietnam. Además de Asia y los Estados Unidos, el arroz también se cultiva comercialmente con gran éxito en los países mediterráneos (Italia, Marruecos, Grecia), en América Latina (Uruguay, Paraguay, Brasil, Argentina) y en Europa Central (Bélgica, Países Bajos).

 

Por su parte, España es el decimoctavo exportador mundial con una participación en las exportaciones mundiales del 0,7%. El 83% de las exportaciones del arroz español, se destina a la UE (principalmente Reino Unido, Bélgica, Países Bajos y Francia). En cuanto a variedades, su comercio se centra fundamentalmente en el arroz tipo índica (largo) que supone el 58% del total de las exportaciones.

 

Las características del mercado mundial del arroz ayudan a que la volatilidad de sus precios sea habitual. Existen dos aspectos a tener en cuenta en el mercado internacional del arroz:

 

  1. Pequeños cambios en la producción o el consumo de alguno de los principales productores, consumidores, vendedores o compradores, puede dar lugar a un gran impacto sobre el volumen en el mercado y por tanto, sobre los precios.
  2. Existe un alto grado de concentración entre los exportadores de arroz en el mundo. El 85% de la exportación procede de 7-9 países, por tanto variaciones de la oferta, debidas a, por ejemplo la climatología, repercute duramente sobre los precios.

 

Origen

El cultivo del arroz comenzó hace casi 10.000 años, en muchas regiones húmedas de Asia tropical y subtropical. Posiblemente sea la India el país donde se cultivó por primera vez el arroz debido a que en ella abundaban los arroces silvestres. Pero el desarrollo del cultivo tuvo lugar en China, desde sus tierras bajas a sus tierras altas. Probablemente hubo varias rutas por las cuales se introdujeron los arroces de Asia a otras partes del mundo.

 

Importancia económica

El arroz es el alimento básico para más de la mitad de la población mundial, aunque es el más importante del mundo si se considera la extensión de la superficie en que se cultiva y la cantidad de gente que depende de su cosecha. Además de su importancia como alimento, el arroz proporciona empleo al mayor sector de la población rural de la mayor parte de Asia, pues es el cereal típico del Asia meridional y oriental, aunque también es ampliamente cultivado en África y en América, y no sólo ampliamente sino intensivamente en algunos puntos de Europa meridional, sobre todo en las regiones mediterráneas.

El consumo de arroz y por tanto el comercio, está diferenciado por los tipos y la calidad del arroz. Existen los siguientes tipos:

De grano largo de perfil índica: Este tipo de arroz representa el 85% del comercio mundial de arroz, incluyendo aproximadamente del 10-15% de arroces aromáticos (jazmín, basmati…), 35-40% de arroces de alta calidad (menos del 10% de granos partidos) y del 30-35% de arroces de baja calidad.

De grano medio/corto de tipo japónica: el comercio de este tipo de arroces representa solamente una cuota del 15%.

 

Temperatura, suelo, clima y otros factores

La temperatura ideal del arroz es entre 30 y 35 ºC y necesita para germinar un mínimo de 10 a 13ºC. El crecimiento del tallo, hojas y raíces tiene un mínimo de 7º C, considerándose su óptimo en los 23 ºC. Con temperaturas superiores a esta, las plantas crecen más rápidamente, pero los tejidos se hacen demasiado blandos, siendo más propensas a las enfermedades. El espigado está influido por la temperatura y por la disminución de la duración de los días.

La panícula, usualmente llamada espiga por nosotros los agricultores, comienza a formarse unos treinta días antes del espigado y siete días después de comenzar su formación alcanza ya unos 2 mm. 15 días antes del espigado se desarrolla la espiga rápidamente, siendo este el período más sensible a las condiciones ambientales adversas.

El arroz puede ser cultivado en una amplia gama de suelos, variando la textura desde arenosa a arcillosa. Se suele cultivar en suelos de textura fina y media, propias del proceso de sedimentación en las amplias llanuras inundadas y deltas de los ríos. Los suelos de textura fina dificultan las labores, pero son más fértiles al tener mayor contenido de arcilla, materia orgánica y suministrar más nutrientes. Por esto, la textura del suelo juega un papel importante en el manejo del riego y de los fertilizantes.

 

Recolección

El mejor momento para su recolección es cuando la panícula alcanza su madurez fisiológica (cuando el 95% de los granos tengan el color paja y el resto estén amarillentos) y la humedad del grano sea del 20 al 27%. Se recomienda la recolección mecanizada empleando una cosechadora provista de orugas.

Para que el precio del arroz sea elevado, tiene especial interés el porcentaje de granos enteros sobre el total de los cosechados. Este valor depende sobre todo de la variedad, pero también varía en función del momento de la recolección, ya que si el arroz se siega muy verde, el periodo de manipulación se incrementa en el secadero, con el resultado de una disminución de dicho porcentaje. Después del trillado el arroz puede presentar una humedad del 25 al 30%, por lo que debe secarse hasta alcanzar un grado de humedad inferior al 14%.

 

Abonado del arroz

En el abonado del cultivo de arroz, entran en juego multitud de factores y posibilidades. Por ejemplo, la cantidad adecuada de fertilizante por hectárea de arroz, estará condicionada por el tipo de suelo en el que esté.

En este artículo, nos hemos centrado en el fertilizante NPK a aplicar en una plantación de arroz:

Nitrógeno: gran parte del Nitrógeno del suelo se encuentra en formas orgánicas, formando parte de la materia orgánica y de los restos de cosecha, pero la planta de arroz solo absorbe el Nitrógeno de la solución en forma inorgánica. El paso de la forma orgánica del Nitrógeno a las formas inorgánicas, tiene lugar mediante el proceso de mineralización de la materia orgánica, siendo los productos finales de este proceso distintos según las condiciones del suelo.

El Nitrógeno se considera el elemento nutritivo que repercute de forma más directa sobre la producción, pues aumenta el porcentaje de espiguillas rellenas, incrementa la superficie foliar y contribuye además al aumento de calidad del grano. El arroz necesita Nitrógeno en dos momentos críticos del cultivo:

 

1.-En la fase de ahijamiento medio (35-45 días después de la siembra), cuando las plantas están desarrollando la vegetación necesaria para producir arroz.

2.-Desde el comienzo del alargamiento del entrenudo superior hasta que este entrenudo alcanza 1.5-2 cm.

Se debe aportar Nitrógeno en dos fases: como abonado de fondo, y al comienzo del ciclo reproductivo. La dosis depende de la variedad, el tipo de suelo, las condiciones climáticas, manejo de los fertilizantes, etc. En general la dosis de 150 kg de Nitrógeno por hectárea distribuida dos veces (75% como abonado de fondo, 25% a la iniciación de la panícula).

En el abonado de fondo conviene utilizar fertilizantes amónicos y enterrarlos a unos 10 cm. de profundidad, antes de la inundación, con una labor de grada. El abonado de cobertera se aplicará a la iniciación de la panícula, utilizando Nitrato Amónico. Los abonos nitrogenados utilizados, son generalmente, el Sulfato Amónico, la urea, o abonos complejos que contienen además de Nitrógeno, otros elementos nutritivos.

Fósforo: también influye de manera positiva sobre la productividad del arroz, aunque sus efectos son menores que los del Nitrógeno. El Fósforo estimula el desarrollo radicular, favorece el ahijamiento, contribuye a la precocidad y uniformidad de la floración y maduración y mejora la calidad del grano.
El arroz necesita Fósforo en las primeras fases de su desarrollo, por ello es conveniente aportar el abonado fosforado como abonado de fondo. Las cantidades de fósforo a aplicar van desde los 50-80 kg de P2O5/ha. Las primeras cifras se recomiendan para terrenos arcillo limosos, mientras que la última cifra se aplica a terrenos sueltos y ligeros.

Potasio. El Potasio aumenta la resistencia al encamado, a las enfermedades y a las condiciones climáticas desfavorables. La absorción de Potasio durante el ciclo de cultivo transcurre de manera similar a la del Nitrógeno. La dosis de Potasio a aplicar varían entre 80-150 kg de K2O/ha. Las cifras altas se utilizan en suelos sueltos y cuando se utilicen dosis altas de Nitrógeno.

En DFINNOVA tienes un equipo de especialistas cualificados que te ayudará al manejo de tu cultivo con nuestra amplia gama de soluciones tecnológicas que incluyen programas de nutrición completa y bioestimulación, para alcanzar los máximos rendimientos productivos.

Ponte en contacto con nosotros, estamos a tu disposición y estaremos encantados de ayudarte.

Síguenos en nuestras redes y recibe la información de la manera más ágil.

Copyright @ 2020 el mono de ermo, All right reserved.