Lechugas

La lechuga, el imprescindible del huerto

Hoy vamos a hablaros de la lechuga, un imprescindible en los huertos y en la mesa, que nos permite huir de la rutina gastronómica a través de una variedad de ensaladas elaboradas con lechuga romana o iceberg, de hoja de roble, trocadero, batavia roja, verde, lollo rosso, etc.

Como casi todos los cultivos, su origen no parece estar muy claro, aunque algunos autores afirman que procede de la India. El cultivo de la lechuga se remonta a una antigüedad de 2.500 años, siendo conocida por griegos y romanos. Las primeras lechugas de las que se tiene referencia son las de hoja suelta, aunque las acogolladas eran conocidas en Europa en el siglo XVI.

 

Morfología

La lechuga es una planta anual y autógama, que pertene a la familia Compositae y cuyo nombre botánico es Lactuca sativa L.

  • Hojas: están colocadas en roseta, desplegadas al principio; en unos casos siguen así durante todo su desarrollo (variedades romanas), y en otros se acogollan más tarde. El borde de los limbos pueden ser liso, ondulado o aserrado.
  • Tallo: cilíndrico y ramificado.
  • Raíz: la raíz, que no llega nunca a sobrepasar los 25 cm. de profundidad, es pivotante, corta y con ramificaciones.
  • Semillas: están provistas de un vilano plumoso.
  • Inflorescencia: son capítulos florales amarillos dispuestos en racimos o corimbos.

 

Variedades

Existen las siguientes variedades de lechuga clasificadas en grupos botánicos:

-Acogolladas: estas lechugas forman un cogollo apretado de hojas.

  • Batavia
  • Mantecosa o Trocadero
  • Iceberg


-Romanas:
las hojas son oblongas, no forman un verdadero cogollo, con bordes enteros y nervio central ancho.

  • Romana
  • Baby

-De hojas sueltas: son lechugas que poseen las hojas sueltas y dispersas.

  • Lollo Rossa
  • Red Salad Bowl
  • Cracarelle

-Lechuga espárrago:  Aquellas que se aprovechan por sus tallos, teniendo las hojas puntiagudas y lanceoladas. Se cultiva principalmente en China y la India.

 

Clima

No podemos ubicar a la lechuga en un clima concreto ya que tiene buenos resultados en casi todos. La lechuga aguanta desde los 30ºC hasta los -6ºC, siendo 6ºC la temperatura por debajo de la cual la lechuga deja de crecer. En zonas frías, se suelen cubrir con plásticos para protegerlas de condiciones demasiado duras y optimizar sus resultados. En función de variedades, podremos disponer de lechuga a lo largo de  todas las estaciones del año.

 

Riego

Tenemos que intentar evitar por todos los medios los encharcamientos (pudrición segura del cuello). Para conseguirlo, haremos riegos no abundantes pero sí frecuentes, manteniendo el nivel de humedad lo más estable posible. El riego por goteo o exudación son los sistemas más recomendables para este cultivo, por su emisión constante de caudal sin problemas de encharcamiento (salvo fugas).

En cuanto a la humedad relativa, el sistema radicular de la lechuga es muy reducido en comparación con la parte aérea, por lo que es muy sensible a la falta de humedad y no aguanta un periodo de sequía.
La humedad relativa conveniente para la lechuga es del 60 al 80%. Los problemas que presenta este cultivo en invernadero es que se incrementa la humedad ambiental, por lo que se recomienda su cultivo al aire libre, cuando las condiciones climatológicas lo permitan. 

 

Suelo

Como ya hemos comentado, la lechuga no admite en ningún caso la sequía, aunque la superficie del suelo es conveniente que esté seca para evitar en todo lo posible la aparición de podredumbres de cuello.

Los suelos más recomendados para la lechuga son los ligeros, arenoso-limosos, con buen drenaje y un pH entre 6,7 y 7,4.
En los suelos humíferos, la lechuga suele dar buen resultado, pero si son excesivamente ácidos será necesario encalar.
En primavera, se recomiendan los suelos arenosos, pues se calientan más rápidamente y permiten cosechas más tempranas.
En otoño, se recomiendan los suelos francos, ya que se enfrían más despacio que los suelos arenosos.
Y en los cultivos de verano, son recomendables los suelos ricos en materia orgánica, pues hay un mejor aprovechamiento de los recursos hídricos y el crecimiento de las plantas es más rápido.

 

Recolección

La madurez está basada en la compactación de la cabeza de la lechuga. ¿Cómo saber si una cabeza está madura y, por tanto, preparada para ser cosechada? Porque requiere de una fuerza manual moderada para ser comprimida. Una cabeza muy suelta está inmadura y una muy firme o extremadamente dura es considerada sobremadura.

Lo normal en la recolección de las lechugas es el empleo de sistemas de recolección mixtos, a través de los cuales solamente se cortan y acarrean las lechugas en campo, para ser confeccionadas posteriormente en almacén.

 

Abonado

Más de la mitad de los nutrientes son asimilados por la planta de la lechuga a lo largo del período de formación del cogollo. El aporte de estiércol en el cultivo de lechuga se realiza a razón de 3 kg/m2, cuando se trata de un cultivo principal desarrollado de forma independiente.

Es un cultivo que demanda mucho abonado potásico. Por tanto, es imprescindible el cuidado de este aporte, sobre todo en épocas de ambiente frío. La consecuencia de consumir más Potasio, es que va a absorber más Magnesio, por lo que habrá que tenerlo en cuenta a la hora de equilibrar esta posible carencia. Sin embargo, hay que evitar los excesos de abonado, especialmente el nitrogenado, con objeto de prevenir posibles fitotoxicidades por exceso de sales y conseguir una buena calidad de hoja y una adecuada formación de los cogollos.

Puede resultar curioso que la lechuga sea un cultivo bastante exigente en Molibdeno durante las primeras fases de desarrollo, por lo que resulta conveniente la aplicación de este elemento vía foliar, tanto de forma preventiva como para la corrección de posibles carencias.

 

Ya sabes que En DFINNOVA tienes un equipo de especialistas cualificados que te ayudará al manejo de tu cultivo con nuestra amplia gama de soluciones tecnológicas que incluyen programas de nutrición completa y bioestimulación, para alcanzar los máximos rendimientos productivos.

Ponte en contacto con nosotros, estamos a tu disposición y estaremos encantados de ayudarte.

Síguenos en nuestras redes y recibe la información de la manera más ágil.

Copyright @ 2020 el mono de ermo, All right reserved.