Cómo cultivar Brócoli

El brócoli, también conocido como “flor de invierno” es considerado uno de los vegetales más saludables del mercado, debido a una excelente combinación de vitaminas tales como vitamina B1, E, A y C, así como a su alto valor nutricional.

Además, el consumo de brócoli o brécol aporta al organismo minerales esenciales como el potasio, el zinc o el magnesio, entre otros.

Con todo, se trata de una hortaliza muy demandada, y es también un cultivo que puede proporcionar una buena fuente de ingresos al agricultor si se cultiva de manera racional y escalable.

Le pregunta es ¿Cómo se cultiva el brócoli?

A continuación, te contamos qué características tiene el brócoli y te damos los mejores consejos para cultivar esta planta obteniendo los mejores resultados.

¿QUÉ ES EL BRÓCOLI?

El brócoli (Brassica oleracea) es una planta similar a la coliflor, de la familia de las crucíferas, cuyo origen radica en el mediterráneo y en Asia Menor.

¿Cuál es el clima ideal para cultivar el brócoli? Se trata de un tipo de cultivo de desarrollo base en las estaciones de otoño e invierno, ya que para el desarrollo normal de esta planta es necesario que las temperaturas durante la fase de crecimiento oscilen entre 20 y 24º. Para la fase de floración se necesitan temperaturas significativamente más bajas, entre 10 y 15º.

CONSEJOS PARA EL CULTIVO DEL BRÓCOLI

Uno de los puntos más importantes a tener en cuenta antes de comenzar el cultivo del brócoli es la identificación de las condiciones óptimas para dicha siembra.

  • Suelos

El brócoli puede adaptarse a casi cualquier tipo de suelos, pero es recomendable que tenga un pH neutro, por encima de 6.5.

Al tratarse de una hortaliza de clima fresco, será conveniente que la siembra se realice en suelos arcillosos o ligeramente arenosos, con un buen drenaje.

Otro punto a tener en cuenta es que en ocasiones, una semana antes de plantar es necesario utilizar un fertilizante previo a la siembra, con un fertilizante sintético de liberación lenta. Te recomendamos que, si vas a hacer esto, consultes primero a uno de nuestros técnicos para poder hacerlo de manera adecuada y productiva.

  • Luz

Es importante también que este cultivo no reciba sol directo, o al menos, que en verano reciba mucha sombra, aunque sí necesita luz solar.

  • Humedad

Este cultivo necesita riegos abundantes en las primeras fases de crecimiento. Pero es importante que cuente con un buen drenaje que evite que se acumule el agua. Un encharcamiento podría producir pudrimiento en las raíces, y antes de que nos demos cuenta, habremos echado a perder nuestra cosecha.

En verano, el brócoli agradecerá el riego diario, mientras que en otoño e invierno el regado podrá espaciarse durante varios días.

Para unos óptimos resultados te recomendamos el riego por goteo.

Ten en cuenta que el riego abundante es sobre todo esencial durante la primera fase, cuando brotan las semillas. Más adelante hablaremos de las diferentes fases de crecimiento del cultivo de brócoli.

  • Siembra del brócoli

Se hace siembra en semillero, con una cantidad de 250g a 300g por HA.

Procura que entre planta y planta haya siempre unos 15 cm, y que estén plantadas a unos 2 cm de la superficie del suelo.

  • Nutrición

Como ya hemos visto, es importante que el cultivo tenga una humedad constante. Además, es importante nutrirlo con un buen plan de abonado que asegure la correcta nutrición de esta planta y unos resultados óptimos de cosecha.

El brócoli es exigente en potasio y boro, y en suelos escasos en magnesio, es conveniente hacer aportación de este elemento.

Para un adecuado plan de abonado te recomendamos que contactes con nosotros. Uno de nuestros técnicos especializados te aconsejará el plan de fertilización más adecuado para tu cosecha.

FASES DE CULTIVO DEL BRÓCOLI

El brócoli se caracteriza por ser un tipo de cultivo con diferentes fases diferenciadas. A continuación, entraremos a ver cada una de ellas.

  • Fase de crecimiento

Es en esta fase en la que el brócoli desarrolla sus hojas y tallos. Estas hojas son grandes, con una gran cantidad de agua, al igual que los tallos.

En esta fase es esencial mantener unos niveles de humedad saludables. Muchos agricultores aplican riego por goteo, lo cual les garantiza que los suelos tendrán la humedad adecuada.

  • Fase de inducción floral

Durante esta etapa, y como su propio nombre indica, empieza a formarse la flor. El frío es esencial en esta etapa, ya que con temperaturas altas no habría flor.

  • Fase de formación de pellas

Etapa esencial, ya que en esta obtendremos la cosecha de cabezas.

  • Fase de floración

En esta fase los tallos comienzan a crecer y sus flores empiezan a abrirse.

  • Fase de fructificación

En esta fase se forman los frutos, llamados silicuas, y las nuevas semillas.

VARIEDADES DE BRÓCOLI

Existen 4 tipos diferentes de brócoli. Te recomendamos que tengas en cuenta sus características y preferencias climáticas antes de plantar cualquiera de ellos:

  • Calabrese
  • Romanesco
  • Morado
  • Brócoli blanco
  • Rapini
  • Sprouting

CONCLUSIONES

Es importante que no dejes pasar ninguno de los puntos que ya hemos repasado, pero hay cosas que son particularmente importantes para cultivar brócoli de manera próspera.

  • Como ya hemos visto, es importante que tengas en cuenta las condiciones del suelo. Te recomendamos que cuentes con la ayuda de profesionales cualificados, ya que estos sabrán aconsejarte en materia de fertilización.
  • Otro punto a recordar es el de la humedad del suelo. Es importante mantener unos niveles saludables de humedad que propicien el crecimiento de la planta en cada una de sus fases esenciales.
  • En las diferentes fases del cultivo también tienes que tener en cuenta la luz, ya que no precisará la misma luz en la primera fase que en la última, como tampoco lo hará según la estación del año o la zona en la que te encuentres.
  • De la siembra, además de lo anteriormente mencionado de la ubicación de cada planta, es recomendable que tengas en cuenta que muchos agricultores realizan la siembra del brócoli en semillero.
  • Y por último, uno de los pasos más importantes: la nutrición. Por muchos esfuerzos que hagas en las otras fases, si no tienes en cuenta la nutrición que precisa este tipo de cultivo en particular, no obtendrás los resultados deseados. Es importante que tu cultivo de brócoli reciba una cantidad equilibrada de los nutrientes que precise. Un plan de abonado efectivo suele ser la diferencia entre un cultivo rentable, con resultados óptimos y cosechas generosas, y cultivos que producen más dolores de cabeza que dinero a sus agricultores.

Por todo lo arriba mencionado, no nos cansamos de recomendarte que cuentes con profesionales técnicos que te ayuden a discernir lo que tu cultivo necesita para ser próspero.

En DFINNOVA estaremos encantados de hablar contigo sin compromiso para darte las soluciones que necesitas en materia de fertilización para cada una de las fases de crecimiento de tu cultivo.

¿A qué esperas? ¡Tu brócoli te lo agradecerá!

 

 

Síguenos en nuestras redes y recibe la información de la manera más ágil.

Copyright @ 2020 el mono de ermo, All right reserved.