Cómo sacarle el máximo rendimiento al cultivo de aguacate

Frío, caliente, en ensalada, asado, en tostada… El aguacate es uno de los frutos más versátiles que hay a la hora de consumirlo. Se trata de un producto con una popularidad creciente a nivel mundial que hace que sea un cultivo rentable.

Por eso, hoy vamos a hablar de este tipo de cultivo, de sus peculiaridades, y te daremos algunas recomendaciones que debes de tener en cuenta a la hora de lanzarte a desarrollar este cultivo.

¡Vamos allá!

¿QUÉ ES EL AGUACATE?

El aguacate, fruto del aguacatero (Persea americana), pertenece a la familia de las Lauráceas, plantas leñosas que crecen en climas cálidos y entre las que se incluyen aromáticas como el laurel, el alcanfor y la canela.

Su origen se sitúa en Centroamérica, en las zonas de México, Guatemala y las Antillas. El aguacate fue introducido en España entre los siglos XVII y XVIII, aunque no fue hasta mediados del siglo XIX que se desarrolló su cultivo a nivel productivo. 

Los españoles denominaron a este fruto “pera de las indias”.  Se trata de un fruto en forma de pera, piel dura y oscura, que alberga en su interior una única semilla redonda y de gran tamaño. La pulpa es cremosa, de color verde o amarillo pálido, con un sabor que recuerda a la avellana. Al existir tantas variedades con diferentes épocas de recolección, el aguacate puede encontrarse en el mercado tanto en invierno como en verano.

Actualmente se pueden encontrar aguacates de producción nacional y con el aval de la agricultura ecológica.

Desde los años 70 se cultiva el aguacate en España en las provincias de Málaga y Granada. Como consecuencia de los precios bajos de los cítricos, el cultivo del aguacate esta recalando en la Comunidad Valenciana, Almería y la Región de Murcia. Estas provincias, gracias a sus climas de temperaturas suaves durante todo el año, hacen que sea un lugar muy apropiado para la producción de este fruto.

SUS PECULIARIDADES DE COMPORTAMIENTO FLORAL

El aguacate tiene flores hermafroditas, con órganos femeninos y masculinos, pero debido a la dicogamia protoginica cada flor de aguacate se abre dos veces. La primera vez la flor es funcionalmente masculina teniendo lugar la dehiscencia de las anteras y la liberación de polen. Se trata, por tanto, de un mecanismo encaminado a evitar la autopolinización en la flor.

En base a su comportamiento floral, los cultivares de aguacate se clasifican en dos grupos (a y b) cuyas flores se suelen comportar de forma complementaria y, por tanto, es frecuente que se aconseje que a la variedad principal se asocie una o varias del otro grupo florar para facilitar la polinización.

En los cultivares de tipo “a” (hass, reed, maluma, lamb hass), la flor abre en estado femenino por la mañana, se cierra por la tarde y abre de nuevo en estado masculino la tarde del día siguiente. 

Mientras que en los cultivares tipo “b” (bacon, fuerte, zutano, edranol, ettinger), la flor abre en estado femenino por la tarde, se cierra, y vuelve abrirse en estado masculino la mañana del día siguiente.

MARCOS DE PLANTACIÓN DEL AGUACATE

Los marcos de plantación tradicionales empleados en España (8×4 – 8×8 y 7×4 – 7×8) siguen siendo una opción válida cuando el cultivo se establece en laderas y taludes en los que no es posible orientar la plantación norte-sur, y marcos de (6x4m) en terrenos llanos en los que sí cabe la posibilidad de esta orientación.

CONSEJOS PARA EL CULTIVO DE AGUACATE

En esta sección vamos a darte una serie de consejos y recomendaciones que has de tener en cuenta a la hora de cultivar aguacate:

  • Obtén los árboles siempre de viveros reconocidos y autorizados.
  • No dejes pasar más de 1 o 2 días desde que se retiran los árboles hasta que se plantan en campo.
  • Protege los troncos de los árboles jóvenes de la incidencia directa del sol (malla, blanqueado).
  • Plántalos a la misma profundidad que están en el vivero, a lo sumo 1-2cm más.
  • No los plantes en horas de máxima insolación de mayo a septiembre, ni en días con terral o poniente (viento cálido y seco).
  • Aplica un riego copioso justo después de plantarlos. 
  • Elimina, sobre todo en la variedad “hass”, gran parte de la primera floración y antes de que se expandan las panículas (marzo).
  • Coloca un tutor firme para la sujeción en los primeros años.
  • Emplea mulching.
  • Exige siempre alta calidad: plantones libres de plagas y enfermedades, con buen aspecto, bien formados con un sistema radicular bien distribuido, sano y sin enrrollamientos, entrenudos largos y sin crecimientos arrosetados, tanto en el patrón como en la variedad.
  • Presta atención al riego los primeros meses ya que es vital en árboles jóvenes. 
  • Ten cuidado con la fertilización (los excesos pueden ser perjudiciales).

NUTRICIÓN DEL AGUACATE

Un desarrollo adecuado de la planta es posible cuando el contenido de todos los elementos necesarios es suficiente y disponible. 

“La ley del mínimo de liebig” establece que es el nutriente que se encuentra menos disponible es el que limita la producción, aún cuando los demás están en cantidades suficientes. Pero no solo las carencias nutricionales afectan negativamente al desarrollo y rendimiento de las plantas, ya que, si el contenido de nutrientes es excesivo, pueden aparecer problemas de toxicidad con consecuencias negativas.

En este sentido, para la variedad “hass” en aguacate, se ha comprobado que aplicaciones de Nitrógeno altas pueden ser perjudiciales. Algunos autores manifiestan que cantidades superiores a 8okgrs/hectárea, pueden provocar descensos en la productividad.

Las carencias y excesos de nutrientes provocan, por lo general, la aparición de síntomas anormales en hojas, brotes o frutos, que pueden ayudar a un diagnóstico inicial.

Vamos a ver algunos de estos síntomas como consecuencia de las deficiencias en nutrientes. 

DEFICIENCIAS EN EL AGUACATE

Deficiencia de Nitrógeno: no es muy frecuente, ya que el “N” se aplica en cantidades adecuadas en la mayoría de las plantaciones. Las carencias aparecen cuando el contenido de “N” en las hojas cae por debajo de 2% de la materia seca.

Puedes observar esta carencia de un vistazo, ya que toda la hoja (incluyendo la superficie intervenal) toma un color de verde-pálido a amarillo, produciéndose la posterior caída del árbol. En casos de deficiencia severa, el crecimiento es desigual y atrofiado.

Deficiencia de Fósforo: las hojas corrientes de “P” presentan una coloración bronceada y son más pequeñas de lo normal. Además, las hojas más viejas presentan necrosis en los márgenes y las puntas. 

Las ramas se vuelven débiles, la floración se reduce y el fruto tiene un aspecto esponjoso y blando antes de madurar. La deficiencia de Fósforo es raramente observada en árboles maduros. Sin embargo, cuando se presenta puede causar daños en la floración, algo que perjudica la producción y da frutos más pequeños, con la consiguiente merma de rendimiento.

Deficiencia del Potasio: provoca un mal funcionamiento de los estomas, lo que trae consigo una reducción en la tasa fotosintética y una baja eficiencia en el uso del agua. Los síntomas de deficiencia comienzan en las hojas viejas y se caracterizan por una clorosis irregular e intervenal, que después torna a un amarillo brillante y posteriormente a un bronceado.

Deficiencia del Calcio: los árboles deficientes en calcio se quedan atrofiados por falta de desarrollo radicular, con un follaje verde oscuro. Las principales consecuencias de la deficiencia de calcio son sistemas radiculares que se vuelven más susceptibles a enfermedades y frutos más propensos al rajado y al colapso del albedo.

¿QUÉ FERTILIZANTE ELEGIR?

Con todo esto, puede que te estés preguntando cómo puedes saber qué fertilizante elegir, y es que no es fácil determinar el tipo de fertilizante a usar en un cultivo de aguacate sin tener en cuenta antes una serie de variantes.

En primer lugar, es preciso determinar qué elementos debemos aportar y en qué cantidad, considerando la disponibilidad de nutrientes en el suelo, el desarrollo de la planta y los aportes que se pueden realizar a través del agua de riego. 

En segundo lugar, hay que establecer el momento de aplicación, que dependerá del estado de desarrollo de la planta, de la movilidad de los elementos y de las condiciones climáticas. 

Por último, la forma de aplicación se determinará considerando la capacidad de asimilación y el grado de carencias nutritivas de la planta.

¿Sigues con dudas? Para resolver esta incógnita, lo mejor es contar con un profesional que pueda asesorarte, ya que también entran en juego variables como el tipo de aguacate que vayas a cultivar. Por ejemplo, no necesitarás el mismo tipo de fertilizante para un cultivo de hass, que para uno de bacon. 

Por eso, recuerda que en DFINNOVA estamos siempre a tu disposición para recomendarte los planes de abonado que se ajusten a tus necesidades y las expectativas de tu cultivo. No dudes en contactar con nosotros para obtener más información sin compromiso. ¡Estaremos encantados de hablar contigo!

Síguenos en nuestras redes y recibe la información de la manera más ágil.

Copyright @ 2020 el mono de ermo, All right reserved.